TAXI 24 HORAS TLF.619 249 194

Resposabilidad Puntualidad Confortabilidad
Lugares Interés
 

Ávila

Otras ciudades   Tags: , , , , , ,

Visita en nuestro taxi desde San Lorenzo de El Escorial la ciudad de Ávila, declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Tras las murallas de esta capital castellano-leonesa se esconde un valioso conjunto de iglesias y palacios renacentistas, testigo del esplendor pasado de la urbe como centro de producción textil.

Su condición de cuna de Santa Teresa de Jesús ha dejado en toda la ciudad, tanto dentro como fuera del recinto amurallado, un gran número de edificios religiosos vinculados a la vida de la mística. La Comisión Europea ha concedido a Ávila el premio de 2010 a la Ciudad Accesible.

Los excelentes asados y el famoso chuletón de ternera de Ávila son sólo una parte del rico recetario de la provincia, sin olvidar, en el apartado de repostería, las célebres yemas de Santa Teresa.

El símbolo de la ciudad es la muralla, uno de los recintos amurallados medievales mejor conservados de Europa. Sus dos kilómetros y medio de perímetro se encuentran jalonados por casi 2.500 almenas, un centenar de torres, seis puertas y tres portillos.

Gastronomía y alrededores

En cualquiera de los restaurantes de la capital abulense es posible descubrir la excelente gastronomía de la zona. Sobresalen los excelentes asados de cochinillo y cordero, además del famoso chuletón de ternera de Ávila. Tanto la carne de ternera avileña como las judías de El Barco de Ávila poseen Denominación de Origen propia. Gran parte de la fama de la repostería abulense se debe a las yemas de Santa Teresa (a base de huevo y azúcar).

Gastronomía y alrededores

En cualquiera de los restaurantes de la capital abulense es posible descubrir la excelente gastronomía de la zona. Sobresalen los excelentes asados de cochinillo y cordero, además del famoso chuletón de ternera de Ávila. Tanto la carne de ternera avileña como las judías de El Barco de Ávila poseen Denominación de Origen propia. Gran parte de la fama de la repostería abulense se debe a las yemas de Santa Teresa (a base de huevo y azúcar).